Chile

Año nuevo en Valparaíso

El 31 de Diciembre del año pasado mientras esperábamos recibir el año 2018 con mi familia, en la finca de mis abuelitos y con las doce uvas en mano prometí recibir el 2019 en otro país.

Ese país era Chile con destino directo a Valparaíso – pero, comencemos desde el principio -. El 29 de Diciembre llegué a Santiago, la bienvenida de mis amigos fue – en resumen – dos días parrandeando desde el balcón de un sexto piso. El horario veranero de Chile me cautivó cuando me di cuenta que el sol comenzaba a esconderse a las nueve de la noche (un gran fenómeno para una colombiana como yo) hubo cerveza, ron, whisky, mango sour, poca comida y una resaca particular.

A doce horas de recibir el año nuevo, desperté y con el propósito intacto de irme a recibir el año nuevo bajo un juego de luces (mis amigos descartaron la posibilidad desde el día anterior) y aunque les insistí terminé yendo sola hacia esta ciudad.

Caminé hasta el metro, fui al Mall a cambiar los dólares y luego me fui hasta la terminal de buses con la esperanza de encontrar un pasaje de bus hacia Valparaíso. Pregunté taquilla por taquilla – no habían pasajes – y dando vueltas buscando que hacer, alguien me llamó – ¡Oye, oye! tengo un pasaje de bus hacía Valparaíso para las 5:45 de la tarde ¿lo quieres? – claro que sí – respondí – y entonces aquí entendí que cuando deseas algo con todo tu corazón, y cuando sacrificas, y cuando te arriesgas, y cuando lo intentas, el universo conspira y te lo da.

Valparaíso, Chile

Mientras iba en el bus, pensaba: – ¿qué carajos voy hacer en Valparaíso sola, recibiendo el año nuevo? -. Dejé de pensar tanto, contemplé el paisaje y justo llegando encontré varios mensajes de una amiga viajera que también es blogguera y con quien tuve la fortuna de pasar el año nuevo y junto a su familia.

Una de las cosas que más llamó mi atención fue encontrar familias enteras alistándose para el gran espectáculo. Una cena familiar en medio de la multitud no parece nada mal cuando se trata de recibir un nuevo año; niños y abuelos, mujeres y hombres ¡nadie se salva en esta fecha por ser tradición!

Nuestro bote empezó a navegar mar adentro y tomando vino esperábamos el gran momento.

Y entonces un poco entonada le dije a mi amiga lo agradecida y feliz que estaba por estar ahí, era como un complemento total del universo; tierra, mar, estrellas y cielo despejado, una familia que no era mía y una amiga que me acogió con gran cariño.

Agradecí por las metas que no pudieron ser (esas que siguen latentes y que con certeza y paso a paso se cumplirán). Por lograr uno de mis mayores propósitos del 2018. Por mis amigos que me llenaron de bendiciones antes de viajar a Chile. Por el trabajo y el sustento que me permite dar pequeños pasos hacia mis sueños. Por mis padres, quienes con lagrimas en los ojos me despidieron en el aeropuerto de Bogotá. Por mi hermano menor quien con su forma de querer sigue siendo mi persona favorita en el mundo y con el que aveces tengo delirios de mamá. Por mi otro hermano que no es hermano, pero que con certeza será uno de los mejores cantautores de Colombia y quien ahora trabaja arduamente por eso. Por mis abuelitos que aún siguen vivos y sanos. Por los fracasos. Por el amor y el desamor. Por las personas que llegaron y las que se fueron. Por lo que aprendí. Por lo que enseñé.

Por mi familia. Por las doce uvas que no me comí. Por los propósitos escritos. Por la vida.


Si se animan a recibir el próximo año en Valparaíso más adelante les dejo toda la información, si ya tuvieron esta experiencia en cualquier otra parte del mundo no duden en contarme su historia en los comentarios.

¡Feliz año 2019 para todos!

PARA VIAJEROS

Si usted esta en Santiago y necesita llegar a la Terminal de buses, deberá llegar a la estación del metro llamada «Pajaritos», esa estación tiene conexión directa con la terminal.

El transporte de Santiago de Chile a Valparaíso cuesta $8.000 (11.85USD), son 2 horas de Viaje aproximadamente.

De la terminal de Valparaíso puede tomar un bus de servicio público que lo deje en el puerto, plaza principal. El Valor del pasaje vale $675.

Si desea recibir el año nuevo en bote y en medio del mar, el servicio tiene un costo de $30.000 (44.5 USD) si no, puede ver el espectáculo de luces en el puerto sin ningún tipo de costo.

En caso de ser extranjero para ir a Chile necesita tener pasaporte.

Autor

acosta.stephannie@gmail.com
¡Hola! Soy Stephanie Acosta, con 25 años he decidido tener mi propio diario de viajes, un proyecto que es también para ustedes ¡Bienvenidos!
Total post: 48

Comentarios

Luz M
8 enero, 2019 a las 1:46 am

Cuando vivimos los sueños dejan de serlo para mostrar que todo es posible con esfuerzo y determinación, Feliz año mi Tefi…..😘



Stephanie Acosta
26 enero, 2019 a las 1:08 am

Gracias Madre por acompañarme desde la distancia y por apoyarme en todas las cosas que pretendo hacer en mi vida.



Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Baños, un pedacito de cielo

27 noviembre, 2018